• 13/07/2024 10:37

Ariel Varela: Desafíos y avances en el estado del Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz

Jul 1, 2024

Al cumplirse seis meses de gestión, el ministro de Salud y Ambiente, Ariel Varela, se refirió a la preocupante situación en la que encontró la cartera sanitaria con hospitales en mal estado, falta de insumos y salarios bajos para los trabajadores. Sin embargo, destacó los avances realizados en la mejora de las condiciones laborales, la adquisición de suministros y materiales, los proyectos para mejorar la infraestructura y las conversaciones que se están teniendo para implementar en la Provincia la carrera de Medicina. Además, resaltó la importancia de mantener una buena relación con los gremios representativos del sector y  buscar soluciones consensuadas para evitar conflictos que perjudiquen a los usuarios del sistema.

¿Cómo encontró el Ministerio de Salud y Ambiente?

El ministro de Salud y Ambiente, Ariel Varela, realizó declaraciones a la Secretaría de Estado de Comunicación Pública y Medios, al cumplirse seis meses de su asunción al frente de la cartera sanitaria. Según sus propias definiciones se encontró con una situación “destruida” y “devastada” en términos económicos, deficiencias en la distribución de los insumos hospitalarios, con hospitales ediliciamente en “muy mal estado”, equipamiento agotado por no haber sido renovado en décadas y con los salarios de los trabajadores “muy bajos”, circunstancia que colocaba a todo el sistema en una “deuda con el pueblo santacruceño”.

“Cada día es un desafío” aseguró, y describió la situación como de “abandono”. Solo como botón de muestra, ejemplificó que Hospital de Pico Truncado, en lo que hace a los sistemas de electricidad y calefacción, es “deficiente”, mientras que el nosocomio de Gobernador Gregores tiene “techos que cuando llueve, prácticamente, se caen”.

El funcionario indicó que los trabajos «requerirán tiempo», ya que en los hospitales, con al menos treinta años de antigüedad, “no se han hecho trabajos profundos de mantenimiento”. Por otro lado, la circunstancia no es diferente en los Centros de Atención Primaria de la Salud, por el hecho de que los CAPs, en la mayoría de los casos, “vienen con problemas en el suministro de agua, desde hace tres años. Sabemos que nos va a llevar un tiempo importante mejorar” concluyó.

En cuanto a las discusiones paritarias para mejorar la situación laboral de los trabajadores de la salud, el ministro destacó que «hemos logrado aumentar los sueldos». Además, señaló que «conseguimos actualizar el nomenclador hospitalario, lo cual incrementa el valor de las prestaciones médicas y beneficia directamente los salarios del personal».

El ministro informó que “se está proyectando el acceso a una mayor cantidad de especialistas”, una labor que se hace en forma sistemática en todas las localidades y, en ese contexto,  aclaró que “además de mejorar las unidades de terapia intensiva y de pediatría, estamos cualificando la parte tecnológica, para contener las necesidades y evitar las derivaciones y el costo que ellas implican”.

Entre las primeras medidas que se tomaron para ordenar el sistema, está el trabajo que se hizo en la parte administrativa. Varela calificó a este sector como “el corazón del sistema”, ya que de ahí surgen los arancelamientos para los trabajadores y las facturaciones de las prestaciones. Por otra parte, recordó que se firmó un convenio con la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) para dotar de profesionales el circuito administrativo, obtener los insumos con mayor inmediatez y mejorar la calidad de algunos servicios, como por ejemplo, el otorgamiento de turnos que, en el Hospital de Río Gallegos, ya puede diligenciarse vía web.

Tomando en cuenta que el duro invierno que está asolando a Santa Cruz provocó, entre otras problemáticas, que colapsara una caldera en el Hospital Regional de Río Gallegos, un equipamiento que tiene tres décadas de uso, el titular de Salud y Ambiente, recordó también que “se está trabajando en la infraestructura” y, solo por mencionar algunos proyectos, enumeró que en el nosocomio de Caleta Olivia se hicieron trabajos en el sector pediátrico, en el de Río Gallegos, además de agrandar la guardia se está planeando terminar el Centro de Hemodiálisis, en el de Comandante Luis Piedra Buena se empezó con la obra del área quirúrgica y, en Río Turbio, localidad que absorbe a la población de la Cuenca Carbonífera, se está proyectando una intervención en el hospital de la ciudad, para ampliar y dinamizar todo el servicio.

En este sentido, informó que “tenemos distintos polos sanitarios”, en el sur está el Hospital de Río Gallegos, en tanto, en los hospitales de Comandante Luis Piedra Buena y Puerto San Julián, con una mayor complejidad, convergen la población del centro de la Provincia, en la Cuenca Carbonífera hay que apuntalar, como se dijo en el párrafo anterior, el nosocomio de Río Turbio concentra la demanda de la zona cordillerana sur y, en zona norte, el mayor requerimiento lo tiene el hospital de Caleta Olivia.

“Esto implica —agregó— que necesitamos mejorar nuestros hospitales para evitar derivaciones dentro de la Provincia, sobre todo en la época invernal que, como sucede este año, implica algún tipo de riesgo adicional, no solo para el paciente sino también para todo el equipo sanitario que lo traslada”.

Gestión financiera y la relación con los proveedores

Así mismo, el ministro de Salud fue consultado sobre la gestión financiera y, en ese marco, comentó que cuando ingresó “el presupuesto sanitario, prácticamente, era muy bajo y hacía imposible poder atender toda la demanda”.

Al presupuesto bajo se sumó un proceso inflacionario que está golpeando a todo el país. Tomando en cuenta este punto, señaló que eso “nos llevó a tomar medidas determinantes y a poner en marcha las auditorías, porque el recurso es muy finito con la situación que tenemos en Argentina y no tenemos para tirar manteca al techo, como se suele decir”.

De esta manera, sostuvo que “cuidamos mucho” los fondos y, para garantizar que no se malgaste dinero, explicó que su equipo de trabajo “realiza permanentemente reuniones y tiene comisiones armadas con el Ministerio de Economía, porque sabemos que la cartera sanitaria es fundamental y tiene una función que es urgente, ya que la gente que necesita una medicación, no puede esperar. Abordamos temas muy delicados y tenemos que tener muy en claro lo que hay que hacer”.

Sobre la relación con los proveedores, el ministro señaló que al asumir la cartera sanitaria se encontró con deudas que ascendían a mil millones de pesos, acumuladas desde octubre de 2023. Afirmó que «la gestión anterior agotó toda la reserva de insumos», lo que llevó a que, en los primeros meses, las negociaciones con los proveedores se centraran en la demanda de pago inmediato.

“Por eso empezamos a trabajar en esas deudas y nos encontramos con que había facturas que ni siquiera habían sido cargadas en el sistema. La Ley de Emergencia Administrativa nos está ayudando muchísimo a aclarar las cosas y nos permitió adquirir los insumos en forma más directa y más rápida. Antes, cuando se iniciaba una licitación, tardaba tres meses en poder adquirir los productos, y cuando llegaba la hora de entregar los insumos, nos daban un diez por ciento de lo que habíamos pedido argumentando diferentes razones”.

“En este contexto —continuó— nos quedó muy en claro que algunos proveedores eran bastante engañosos y hasta torcidos, así que tuvimos que ponernos a luchar contra las deudas y las decisiones unilaterales” lo que dio como resultado “mejorar la situación en la que estábamos”

A pesar de las dificultades, el ministro Varela estimó que en el corto tiempo “van a estar mucho mejor los hospitales con respecto a los insumos” y, en el marco del ordenamiento, tomando como ejemplo los CAPs, informó que para zona sur “ya llegaron doce mil kilos de leche”, en tanto, si las inclemencias del tiempo lo permiten, una cantidad similar “estará llegando para ser distribuida en zona norte”.

Por otra parte, anunció la llegada de medicamentos como parte de los insumos hospitalarios y, en ese marco, puntualizó que “podemos decir que estamos haciendo un trabajo arduo estos seis meses para acomodar las cosas,  dejamos de pagar sobreprecio en los insumos, que llegaron a alcanzar un  500%, según las investigaciones que estamos realizando. Hoy eso no está pasando”.

“Estamos haciendo las cosas seriamente, se está trabajando como corresponde y se están pagando las deudas. Entonces la gente tiene que estar tranquila porque los hospitales están dando respuesta. Estamos detrás de cada hospital sabiendo qué le falta y solucionando los problemas que surgen”, enfatizó.

El significado de las auditorías

Varela resaltó los avances logrados durante su gestión en los primeros meses de administración y adjudicó a buena parte de los logros alcanzados a las cinco auditorías que se pusieron en marcha. Una, relacionada con lo interno, que permitió saber el funcionamiento del Ministerio de Salud y Ambiente, y las otras cuatro, para evaluar la relación con los proveedores, el funcionamiento de los hospitales y la distribución de insumos y las prestaciones destinadas a la población.

A modo de comentario sobre el desorden que existía, comentó que en el Hospital de Puerto Deseado “encontramos casi una tonelada de medicamentos vencidos” y, por ese motivo, esclareció que cada irregularidad “se elevó a la justicia y hemos presentado, junto con la Asesoría Letrada, toda la documentación pertinente para que las causas avancen”.

“Actualmente, estamos haciendo auditorías en todos los hospitales, sobre todo en la parte económica de las administraciones, porque eso tiene que ver con los insumos médicos y queremos evitar complicidades que empañen la gestión con los proveedores, ya que todos sabemos que para que haya corrupción tiene que haber un empresario que se preste para eso”.

La Importancia de una buena relación con gremios y trabajadores en el Sistema de Salud Pública

Sobre la importancia de sostener el sistema público de salud, Varela señaló que el 70 % de la población santacruceña se atiende en el sistema estatal, por lo que, entre las acciones mencionadas más arriba, “uno de los temas que requiere constante tratamiento y negociación, es la relación con los trabajadores que son, en definitiva, los que sostienen el servicio esencial”.

Alrededor de seis mil personas se desempeñan en el sistema de salud, en una variedad de labores que incluyen, entre otros trabajos, médicos, enfermeros, personal administrativo y de mantenimiento y trabajadores del Ministerio de Salud y Ambiente, y existen una variedad de gremios que representan los intereses laborales de cada sector.

En cuanto al vínculo con los sindicatos, Varela reconoció que «al principio, la relación fue algo distante, pero con el tiempo, los sindicatos comprendieron que nuestra intención es hacer las cosas bien y que estamos comprometidos con los trabajadores».

“Yo no quiero que el personal esté mal, quiero que la gente trabaje en paz y progrese” expresó, mientras remarcó: “Yo quiero ser un ministro de consenso, de mucho diálogo” Sobre este punto, explicó que se reúne regularmente para encontrar soluciones y así evitar medidas extremas, “ya que quienes realmente se ven afectados son los pacientes que necesitan atención médica. Creo que hay otras maneras de resolver las cosas”.

Con relación a la cantidad de santacruceños que utilizan el servicio de salud público, el ministro remarcó que teniendo en cuenta que en las localidades, casi no hay clínicas privadas, “nuestros hospitales tienen mucha importancia”. “Además, hoy la demanda aumentó, porque mucha gente se quedó sin obra social, lamentablemente. La situación económica es grave y eso hizo que la demanda en la parte hospitalaria aumente entre un 30 o un 40 %”.

Consultado por la atención a los extranjeros, ya que la línea política nacional apuesta a cobrar el servicio y ya hay provincias argentinas donde se aplican costos al servicio que antes se brindaba de manera gratuita, explicó que es la voluntad del Ministerio cuidar los recursos y tener un control específico. Varela mencionó que si bien se ha decidido “que los extranjeros que estén de paso transitorio y utilicen el servicio público de los hospitales, deben abonarlo», vale destacar que durante una visita del gobernador Claudio Vidal a la ciudad de Punta Arenas, en Chile, se llevó a cabo una reunión con los representantes de Salud del país vecino, «para elaborar un acuerdo que permita abrir nuestras fronteras».

«Queremos que nuestra red sanitaria y la de ellos puedan trabajar con libre tránsito, para que podamos atendernos mutuamente y cubrir los gastos. Me parece una muy buena idea y creo que lo vamos a lograr, porque necesitamos tanto de ellos, como ellos de nosotros», manifestó.

“Somos países hermanos y creo que las redes sanitarias se tienen que abrir para la atención médica. Lo sanitario está por encima de países y por encima de la política. Es fundamental que podamos trabajar libre y mancomunadamente”.

Sobre la relación con la Caja de Servicios Sociales y la administración de las derivaciones

La gestión sanitaria tiene un eje de relación importante con los trabajadores del estado que atienden sus necesidades de salud bajo la órbita de la Caja de Servicios Sociales (CSS), aun así, hay un intercambio de prestaciones que vinculan a los prestadores de la mencionada obra social con el servicio en los hospitales públicos.

Varela definió: “somos socios estratégicos” y sobre esto, detalló que se está trabajando en conjunto “para armar comisiones y brindar atención a los afiliados, tanto en los hospitales como en la parte privada. Necesitamos trabajar mancomunadamente todo el tiempo y dentro de poco vendrá gente de Buenos Aires con especialistas, para elaborar un plan que amplié las especializaciones”.

«Estamos dedicados a mejorar el sistema sanitario en toda la Provincia, y esa colaboración es esencial para ofrecer la mejor atención», resumió. También se refirió a las derivaciones, explicando que «contamos con un equipo sanitario especializado en el traslado de pacientes, que trabaja tanto en un ámbito como en otro, asegurando la continuidad y calidad del servicio».

En ese sentido, el ministro remarcó que “está solucionado el tema del endeudamiento con los centros de mayor complejidad” ubicados, principalmente, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), al tiempo que aseguró que la población de Santa Cruz puede estar tranquila respecto a «los vuelos sanitarios, el profesionalismo de los equipos médicos y la atención en los centros de referencia fuera de la Provincia».

Gestiones para traer a Santa Cruz la carrera de Medicina

El ministro mencionó que una de las principales iniciativas en las que está trabajando es traer la carrera de Medicina a la Provincia. «Me encantaría terminar mi gestión con este proyecto en marcha y ya estamos gestionando esta posibilidad».

Sobre los fundamentos de la iniciativa, explicó que “cuesta mucho que los profesionales médicos vengan para la Patagonia” y “necesitamos nuestros propios médicos, porque estamos a tres mil kilómetros de distancia de los grandes centros universitarios en lo que respecta a la parte médica”.

“Creo que terminar la gestión con este propósito en marcha, sería un logro importantísimo, ya que, entre otras cosas, esto sería esencial no solo para Santa Cruz sino también para toda la región”.

Proyecciones y desafíos para el futuro del Sistema Sanitario

Varela concluyó la entrevista con una mirada optimista hacia el futuro. Estimó que si bien «nos llevará aproximadamente un año ver mejoras significativas, a pesar de las limitaciones presupuestarias heredadas de la gestión anterior, es momento de dar vuelta la página y administrar eficientemente».

En esa línea, añadió que “este año vamos a ordenar la parte administrativa, la adquisición y distribución de insumos y vamos a empezar a mejorar la parte edilicia”. En vista al año próximo, enfatizó que “vamos a trabajar en la parte estructural y tecnológica de los hospitales, sin descuidar  la parte salarial de los trabajadores porque es fundamental que ellos estén bien”.

El ministro agradeció al personal del sistema de salud, destacando su profundo sentido de pertenencia. Reconoció que, tras años de mala administración, es necesario tiempo para mejorar, “a los vecinos de Santa Cruz les pido que nos den un tiempo, porque pronto van a empezar a ver los resultados”.

“Quiero decirles que pronto vamos a estar mucho mejor, que vamos a salir adelante y que vamos a progresar, sólo necesitamos tiempo para acomodar todo”

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública y Medios