• 24/04/2024 12:30

Uocra inició paro en represa Cepernic

Feb 27, 2024

Así lo informó la comisión interna de la Uocra que tiene afiliados de esa organización sindical en la obra de la represa Jorge Cepernic.Sin definición sobre la continuidad de la obra se iniciaron medidas de acción directa.

Hoy se realizó una nueva reunión en las que participaron representantes de UOCRA, representantes de UECARA, la empresa UTE y ENARSA como parte del gobierno nacional.

«Al no tener ninguna definición sobre la continuidad o no de la obra, a partir de ese momento, comenzó un paro total de actividades y manifestación en el ingreso y egreso de la obra, no ingresará ni egresará nadie hasta que tengamos algún tipo de certeza», indicaron fuentes sindicales.

Alerta y movilización

La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) declaró este lunes el estado de «alerta» y asamblea «permanente» a nivel nacional en todas las obras públicas y privadas del país.

Según indica el comunicado oficial de la entidad, la medida «obedece a la pérdida de puestos de trabajo producto de la paralización de las obras públicas; la desaceleración de la inversión de las obras privadas en ejecución».

Además del «impacto en la continuidad laboral de los trabajadores y trabajadoras en actividad y la ausencia de gestión e interlocutores válidos por parte del poder ejecutivo nacional, que se desentiende de la problemática que afecta a nuestra industria».

Para la UOCRA, cuyo líder es Gerardo Martínez, el contexto social y económico actual agravó en el ámbito de la construcción «por la reticencia del sector empresario a acordar una recomposición salarial justa y suficiente que preserve el poder adquisitivo».

«En los dos últimos meses, se han perdido 50 mil puestos de trabajo directos y más de 100 mil indirectos en nuestro sector como consecuencia de la desfinanciación y consecuente paralización de las obras públicas en ejecución por parte del actual gobierno», agrega el texto.

Además, el escrito hace hincapié en la obra privada: «No ha alcanzado aún niveles de actividad que compensen la drástica caída y nada indica que los privados sustituyan finalmente el rol y el financiamiento estatal en materia de infraestructura pública».

Y cierra: «Es inaceptable que el Gobierno nacional no se responsabilice de las consecuencias económicas, laborales y sociales de sus propias medidas de gobierno; que no convoque al diálogo social y ponga en riesgo la seguridad jurídica en materia de inversión en obras públicas, afectando las impostergables demandas por desarrollo económico y social de todas las regiones de nuestro país».

FUENTE: NUEVO DIA