News

https://www.facebook.com/fmmac999/

Piden frente a consulados paraguayos que se esclarezca la muerte de dos niñas argentinas

Varias sedes de consulados de Paraguay en la Argentina fueron escenario de protestas de grupos que reclaman el esclarecimiento de la muerte de dos niñas ocurrida en un enfrentamiento entre el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), en septiembre del año pasado, manifestaciones que el embajador guaraní en Buenos Aires consideró “ataques”.

El reclamo central de los manifestantes, que consideran que se trató de asesinatos a sangre fría, es que se permita que un equipo forense argentino pueda ir junto a sus pares de Paraguay a exhumar los cadáveres y determinar las causas de las muertes.

El 2 de septiembre, en un operativo de la fuerza militar paraguaya que se dedica a combatir al EPP, fueron muertas Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba, de 11 años, y la FTC anunció que había abatido a miembros de la guerrilla.

Tras conocerse la edad de las niñas y después su nacionalidad, el caso no solo se convirtió un reclamo de los organismos de derechos humanos, sino también del Gobierno argentino, que condenó las dos muertes y ratificó a través de un informe oficial de Registro Nacional de Personas (Renaper) entregado a la Justicia paraguaya la ciudadanía de las chicas.

«Existe una presunción de los grupos radicalizados de izquierda que las niñas habrían sido ajusticiadas, lo cual no resiste el menor análisis; de todos modos es esa la reivindicación que motiva este tipo de manifestaciones», expresó el embajador paraguayo en Argentina, Julio Vera Cáceres, citado por el diario asunceño Última Hora.

Vera Cáceres anunció que ayer, en una protesta similar, un grupo de manifestantes dañó la fachada del consulado en La Plata, con piedrazos y pintura.

Las manifestaciones de hoy fueron frente a los consulados de Posadas, Rosario, Córdoba, Resistencia y Salta, y contaron con la presencia de entre 50 y 100 personas.

El embajador reseñó que se verá con el vicecanciller Pablo Tettamanti, y que tiene solicitada una audiencia con el canciller Felipe Solá.

«Las menores no tenían por qué estar en un campamento de un grupo de delincuentes; sin embargo estuvieron; presumimos que son hijas de personas que están en ese campamento, aunque las hermanas Laura y Mirian Villalba las hayan reconocido como propias el mismo día, a la misma hora, con los mismos testigos en el Registro Cívico de la ciudad de Clorinda», añadió el diplomático.

En Argentina, el reclamo por el esclarecimiento de las muertes es llevado adelante también por la Gremial de Abogados y Abogadas, la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

Dos sobrevivientes del grupo familiar Villalba, residente en Argentina, que habían cruzado a Paraguay con las niñas ahora fallecidas para visitar a sus familiares en el EPP y que fueron víctimas del ataque de las FTC, habían declarado ante organismos internacionales y dieron detalles de lo que pasó ese día.

Según esta versión, que se choca con el relato oficial del Estado paraguayo, las dos niñas fueron detenidas con vida en un campamento de la guerrilla y luego ejecutadas por las tropas de las FTC, creadas en 2013 por el Gobierno de Horacio Cartes y conformada por una escuadra que integran policías y militares.