News

https://www.facebook.com/fmmac999/

Un crucifijo salvó a un nene de un tiro mortal

El increíble hecho ocurrió horas antes del Año Nuevo en Tucumán. Tenía 9 años y el collar detuvo la bala.

Un verdadero milagro ocurrió en Tucumán instantes antes del Año Nuevo: un nene, de nueve años, recibió el impacto de una bala perdida en medio del pecho, pero un crucifijo que llevaba colgado del cuello contuvo el impacto y le salvó la vida.

El increíble hecho ocurrió el pasado 31 de diciembre, apenas un par de horas antes de la llegada de 2021, en la localidad de Las Talitas, en la provincia de Tucumán. El 31 de diciembre, el pequeño, llamado Tiziano, fue víctima de una bala perdida en circunstancias que la Policía investiga. La bala fue directo al pecho, un lugar mortal. Sin embargo, el crucifijo que llevaba colgado del cuello el chico evitó que el proyectil ingresara a su cuerpo y el menor solamente sufrió una herida superficial.

Según el parte de la Policía, el nene acudió al Hospital del Niño Jesús, en San Miguel de Tucumán, a las 22 horas del último día del 2020 acompañado por su padre, de nombre David y de 36 años. En el informe, certificaron que el niño presentó una herida superficial en el tórax producida por un arma de fuego. Luego de 48 minutos en los que fue examinado por los médicos de turno y en el que se le realizaron curaciones sencillas, el nene fue dado de alta y volvió a su casa para estar con su familia en el brindis de la medianoche, en buen estado de salud.

Los familiares de Tiziano le enviaron al periodista de Telefé, José Romero Silva, las fotos que darían fe de lo acontecido en la previa del inicio del 2021. En las imágenes, se ve la cruz de metal que, por obra divina o casualidad, impidió la tragedia. «Milagro de Año Nuevo: minutos antes de la 00, una bala perdida le pegó en el pecho a un niño en Las Talitas. Pero el impacto fue en un crucifijo que el menor llevaba puesto», escribió el cronista en su cuenta de Twitter. Desde el centro de salud ratificaron lo que indicó la Policía, que fue notificada por los médicos en cuanto advirtieron que la emergencia se había producido por el uso de un arma de fuego. «No se lo descubrió en el acto médico, la familia fue la que contó lo del crucifijo», aclararon. (LMNeuquén)