News

https://www.facebook.com/fmmac999/

Salvado por la cola de ballena: una escultura evitó la caída de un tren fuera de control en Róterdam

¡Increíble! La escultura de la cola de una ballena evitó la caída de un tren que estaba fuera de control, desde una altura de casi 10 metros. Coincidencia o causalidad, el nombre de la escultura que logró salvar al tren, por así decirlo, se llama “Saved by the Whale’s Tail“, es decir: Salvado por la cola de la ballena.

La escultura fue instalada hace casi dos décadas por el arquitecto Maarten Strujis, proveniente de Países Bajos, al final de unas vías del tren en la estación de De Akkers, al suroeste de Roterdam Metro. La misma consta en dos colas de ballenas, ubicadas una al lado de la otra, y con un nombre que efectivamente les hace justicia. El pasado lunes, 2 de Noviembre de 2020, una de ellas evitó la caída de un tren que estaba fuera de control y, por suerte, ninguna persona resultó herida.

La escultura de una cola de ballena evitó la caída de un tren fuera de control en Róterdam

Si bien no había pasajeros a bordo, informaron que el chofer salió ileso. “Para nuestro alivio, el operador del metro salió del vehículo ileso. Se encuentra bien, teniendo en cuenta las circunstancias. No había pasajeros presentes“, declaró la operadora de transporte RET en su comunicado.

La escultura de una cola de ballena evitó la caída de un tren fuera de control en Róterdam

La razón por la que el tren siguió de largo es que no funcionaron los amortiguadores y la operadora iniciará una investigación al respecto. De igual manera, están evaluando cuál es la mejor manera para sacar el tren de allí. En relación al suceso, Strujis declaró a CNN: “Estaba sorprendido, no esperaba esto. Los amortiguadores suelen ser lo suficientemente fuertes“, también agregó que está esperando ver cuáles son los resultados de la investigación. Además, el arquitecto explicó que el tren lo que hace es dejar a los pasajeros en la estación, luego continúa hacía el área de estacionamiento y ahí es donde ocurrió la falla.

El arquitecto también se mostró sorprendido de que la cola de ballena no se haya dañado en el incidente, teniendo en cuenta que el material con el que están construidas es plástico. “Nunca lo hubiese imaginado“, declaró. También afirmó al periódico Algemeen Dagblad que, indudablemente, la situación se ve un tanto poética, según informó la agencia de noticias Reuters, y agregó: “pero es muy afortunado que la cola pueda soportar el peso del tren“.