News

https://www.facebook.com/fmmac999/

En IDEA, Alberto Fernández negó ser «antiempresarios» y descartó una devaluación

Durante su discurso en el Coloquio de IDEA, que todos los años reúne a los principales empresarios del país, el Presidente Alberto Fernández buscó alejar los fantasmas de una devaluación y llevarles tranquilidad a los ahorristas en dólares.

“Tenemos problemas y hoy mismo enfrentamos un problema por la falta de divisas que heredamos, por una desconfianza que se crea porque se repiten cosas que no son ciertas, desde los que plantean que se viene una devaluación o que podemos quedarnos con los depósitos de la gente; jamas haría semejante cosa”, indicó.

“El mayor flagelo es la intolerancia, la descalificación del otro por no ser como yo, por no pensar como yo. Eso nos ha llevado a una Argentina dividida que no tira para el mismo lado. Esa Argentina dividida solo trae problemas. No hablo solo de la política. Lo que hemos visto estos días de marchas y marchas donde se plantean hasta protestas en domicilios particulares de jueces o de la vicepresidenta, o acá en la puerta de Olivos, con reclamos de la mas variada especie, están repletos de agresión, de insultos y de maltratos… Ese país no funciona más”, desarrolló.

“Lo único bueno en tanta tragedia es que finalmente tocamos el fondo del pozo”, sentenció hacia el final de su discurso. “A nosotros solo nos queda mejorar, pero mejoremos con otro lógica, pongámosle al capitalismo al que todos adherimos, la cuota de solidaridad que necesita y que el Estado fije reglas claras y precisas”, remarcó.

En la previa, el jefe de Estado hizo duras críticas a la herencia que le dejó el gobierno de Mauricio Macri y argumentó que la aparición del coronavirus condicionó todos los planes que tenía para buscar una recuperación: “El país estaba en terapia intensiva después de haberse endeudado locamente, pedirle más plata al FMI y permitir que la plata se fugue. Llegamos a una Argentina recesiva que había cerrado mas de 25 mil pymes, había potenciado el desempleo y la precarización del trabajo”.