News

https://www.facebook.com/fmmac999/

Francia anuncia el deseo de prohibir los certificados de virginidad que algunas comunidades religiosas exigen a las mujeres para casarse

Desmitificar y quitarle peso a los certificados de virginidad parece ser, entre tantas otras medidas, uno de los temas que mantiene en debate a las autoridades políticas de Francia. Precisamente allí, el Gobierno ha manifestado su interés por incluir, dentro de la ley contra los separatismos religiosos, la prohibición de los documentos que certifican la virginidad de las mujeres.

Francia anuncia el deseo de prohibir los certificados de virginidad que algunas comunidades religiosas exigen a las mujeres para casarse
Francia anuncia el deseo de prohibir los certificados de virginidad que algunas comunidades religiosas exigen a las mujeres para casarse

Para algunas comunidades religiosas, y en especial para los fieles y practicantes del islamismo, estos certificados de virginidad resultan un requisito obligatorio a presentar para habilitar que las mujeres puedan casarse. Ante dicha práctica que ha sido impuesta desde hace décadas, la ministra francesa para la Ciudadanía y una de las principales impulsoras de prohibir los certificados de virginidad, Marléne Schiappa, expresa: “La dignidad de las mujeres no se negocia”.

Sorpresivamente, si bien las principales instituciones médicas nacionales e internacionales también han condenado esta práctica, especialistas en ginecología advierten sobre el riesgo de legislar sobre el tema, ya que el camino de la penalización no sería precisamente la mejor vía para acabar con una tradición de este estilo. Lo que muchos especialistas indican es que, más que una legislación restrictiva a este tipo de “papeles”, lo que se requiere es, en mayor medida, un cambio de mentalidad que surja de la educación y la enseñanza sobre los derechos de las mujeres sobre su cuerpo.

“Antes de su boda, algunas se prueban un vestido blanco, otras un anillo o hacen la lista de invitados… pero para otras, los preparativos de la ceremonia son menos alegres. Para algunas, casarse significa sufrir lo que se llama una prueba de virginidad (…) para que un profesional la examine y ‘certifique’ su virginidad. Como uno se asegura del pedigrí de un animal, de la ‘pureza’ de su sangre, antes de comprarlo” expresó en declaraciones públicas la ministra Schiappa. Por su parte, ante el profundo interés por acompañar y militar esta causa, asegura que la iniciativa de prohibir los certificados de virginidad estará incluida, de una forma u otra, en la ley que será presentada en diciembre.

Cabe destacar que, en consonancia con este pedido de prohibición, hace unos dos años, el Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ONU-Mujeres y la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamaron a prohibir las pruebas de virginidad.

En el caso de Francia, la Orden de Médicos, responsable de la regulación deontológica del gremio, se pronunció en disconformidad con los certificados y pidió durante el año pasado “rechazar” las demandas de certificados de virginidad. Lo mismo sucedió en el Colegio Nacional de Ginecólogos de Francia aunque, desafortunadamente, en el país no rige ninguna prohibición formal al respecto.

Según detalla Marléne Schiappa, lo que propone el Gobierno francés es “penalizar a los que extienden esos certificados” y, eventualmente, también emitir sanciones “a los que los piden“.